Skip to main content

La modificación de recetas es una estrategia que podemos incluir a la hora de preparar nuestros platos favoritos. Tiene como fin, aumentar el valor nutricional de las preparación y convertir el plato en un producto final mucho más saludable que esté acorde con nuestros objetivos.

A continuación les dejo algunas estrategias que pueden utilizar para modificar la preparación sin alterar la textura del producto final:

Para disminuir el aporte de azúcar

  • Disminuir 1/3 de la cantidad de azúcar, miel, sirope de maple o endulzante a utilizar  de la receta
  • Prefiera la utilizar frutas maduras para endulzar las preparaciones y sustituirlo por el azúcar.

Para disminuir el aporte de grasa

  • Sustituir crema dulce o leche evaporada por leche descremada o leche evaporada 0%.
  • Utilizar leche descremada, 1% grasa o 50% más proteína descremada en lugar de leche entera.
  • Sustituir leche en agrio y en polvo por leche agria y en polvo descremada.
  • Utilizar yogurt natural o yogur griego en lugar de natilla y/o mayonesa.
  • Utilizar queso ricotta o cottage en vez de queso crema.
  • Preferir quesos blancos descremados o en su versión light en vez de quesos amarillo y maduros.

Para aumentar el aporte de fibra

  • Utilizar la fruta y no el jugo.
  • Utilizar las frutas y los vegetales con cáscara.
  • Adicionar avena o afrecho a las preparaciones.
  • Agregar más vegetales a las preparaciones como: sopas, arroz y pastas
  • Sustituir 2/3 de harina blanca por harina integral de la preparación.

Además de modificar los ingredientes también podemos modificar el método de cocción utilizado. Las siguientes opciones son métodos de cocción que podemos preferir antes que la fritura.

  • Horneado
  • Cocinar a fuego lento
  • Hervido
  • Asar o cocinar a la parrilla
  • A la plancha
  • Salteado
  • Freidora de aire sin agregar aceite
  • Microondas
  • Al vapor
Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?